Atriles de sobremesa para libros

El atril de sobremesa es el accesorio y complemento perfecto para cualquier mesa y/o escritorio, ya que sirve de apoyo y soporte para todo tipo de documentos y libros, lo que resulta de gran comodidad para el usuario. En el mercado actual existe una gran variedad de atriles de sobremesa prácticos, sencillos, cómodos y fáciles de usar.

El atril de sobremesa nos permitirá fundamentalmente mantener la postura correcta a la hora de leer y conseguir que la espalda continúe recta durante el tiempo que se dedica a la lectura o el trabajo. Una posición que, por otra parte, evitará que aparezcan con más asiduidad los dolores musculares producidos por una mala postura.

Es por esta razón, principalmente, por la que resulta muy útil comprar un atril de sobremesa para libros. Actualmente suelen estar fabricados sobre todo en madera o metal y, según el modelo, poseen características y diseños diferentes. Además, son soportes que suelen ser ajustables, de distintos tamaños según las necesidades de cada uno y que se guardan fácilmente en cualquier cajón o armario.

Atril de madera

Los atriles de sobremesa de madera suelen estar fabricados en pino, haya, bambú, etc. En la mayoría de los casos son plegables, para así poderlos guardar mucho más fácilmente y que ocupen poco espacio. Presentan también varias inclinaciones para colocar el libro al gusto del usuario y, por lo general, su peso no suele exceder de los 500 gramos.

Estos atriles de madera pueden soportar todo tipo de libros y documentos. La madera con la que están fabricados es muy resistente y cuentan con una gran capacidad ya que, según el modelo, permiten aguantar hasta 400 hojas. Pero, a pesar de todas estas características, son atriles muy ligeros para poder llevar a cualquier parte.

Los atriles de madera funcionan como soporte fijo para mostrar alguna página en particular, la portada del libro, tomar notas, leer en público, comprobar las reservas de un restaurante, etc. Realmente, se encargan de facilitar la lectura al usuario mientras este puede usar las manos para otra cosa.

Los precios, diseños y características de los atriles son muy variados. Un ejemplo económico bien podría ser el atril de madera Relaxdays. Fabricado en madera de bambú, viene con tres niveles de inclinación, un pequeño soporte de metal en la parte inferior para que no se pasen las páginas del libro y un peso que no llega a los 360 gramos.

Un poco más complejo y elegante es el atril de madera That Company Called If. Un atril que está fabricado en madera de aliso canadiense y que dispone de hasta 3 alturas de ajuste para colocar en la posición más cómoda para el usuario. Además, posee una excelente resistencia y capacidad para contener libros de gran tamaño.

Atril metálico

El atril de sobremesa metálico cumple la misma función y posee similares características que el atril de madera. Lo único que cambia, evidentemente, es su diseño que, en este caso, es de metal. Un atril, por tanto, muy útil cuando se requieren transcribir contenidos y que se puede colocar en cualquier parte de la casa, la oficina, el despacho, etc.

El uso de este tipo de atril permite al lector avanzar más rápidamente en la lectura y a los estudiantes copiar sus tareas con mayor agilidad y comodidad. Además, el empleo del atril metálico evita que se doble de manera inadecuada el lomo del libro, lo cual conllevaría a su acelerado deterioro.

Al igual que con los atriles de madera, en el mercado actual podemos encontrar atriles metálicos de diferentes diseños y tamaños. Uno de los más característicos es el atril metálico Wedo, en el que se combinan el soporte fabricado en metal y el pie en madera de bambú.

El atril metálico Wedo es muy económico y sencillo, por lo que resulta ideal para tener en casa o en el colegio. Se puede inclinar fácilmente hasta en 3 posiciones y su peso apenas pasa de los 300 gramos. De esta manera, se podrá llevar cómodamente a cualquier parte que se desee.

Otro atril metálico muy útil y práctico es el atril Readaeer. Se trata de un soporte de libro para su lectura, pero que al mismo tiempo es compatible con múltiples tabletas y lectores de libros electrónicos. Un atril que se puede ajustar fácilmente al nivel de los ojos para una cómoda lectura ya que posee hasta 6 ángulos ajustables.

Tal y como puede verse, hay una gran variedad de atriles de sobremesa para libros tanto en madera como en metal. El diseño y características de los mismos también es muy amplio para así adaptarse perfectamente a las necesidades de cada uno. Atriles para uso doméstico o profesional, lo cierto es que es una herramienta muy útil y práctica para estudiantes, lectores y trabajadores de oficina, traductores, etc.

Atriles

Para lectura

Nuestro blog